sábado, 4 de enero de 2014

Volando a casa

Esta entrada está programada. Ahora mismo estoy volando para casa, bueno a casa no, que no había vuelos a Barcelona. Así que me toca un Manchester - Girona y que me vengan a buscar, pero bueno lo que cuenta es que aterrizo cerca de casa y que podré celebrar el cumpleaños de mi progenitora con toda la familia el día 6 de enero. 

Como sabía que iba para reyes hace algo más de una semana decidí enviar un paquete con regalos dentro. Cosas de viajar con Ryanair, que solo permiten bolsa de mano y la high monster para mi sobriprima ocupaba toda la maleta. Total, que decidí enviar los regalos y así llegar y que estén allí. Fácil y para toda la familia. Tres o cuatro días más tarde recibo un aviso de paquete, voy a mi oficina de correos y me saca el hombre mi caja con una etiqueta roja enorme que pone DO NOT FLY. Empecé a sentir un nudo en mi estómago (después de pgar 40 libras para enviarlo y que encima no me aseguraran que llegaba antes del día 6) Pues yo estaba allí de pie, detrás de la ventanilla, viendo como sacaba mi caja....el nudo seguía ahí, iba subiendo, subía...y pam, me eché a llorar. En mi vida me había pasado algo parecido. ¿Ponerme a llorar en público, en una tienda, por un disgusto? Jamás...pero es que no pude evitarlo. Allí estaba como una magdalena, el hombre detrás de la ventanilla flipando por supuesto, le dije que yo no llevaba alcohol en la caja.  Yo seguía llorando como una imbécil preguntándole WHY? WHY? vamos, un melodrama. Le dije que me diera unas tijeras que iba a abrir la caja y que se lo iba a enseñar.

Total, abro la caja y le enseño al hombre la high monster, le digo que es un present, y yo todavía con la lagrimilla...sigo, saco otros regalos...(no voy a seguir desvelando regalos por aquí xD) y en estas que saco el típico pack de padre, un neceser con colonia, after shave y desodorante. Y el hombre me dice, es que jamíademivida eso no se puede mandar por correo. "Y yo que sabía buen hombre", bueno esto os lo imagináis en inglés y con el melodrama pertinente. En fin, todo esto con J. a mi lado, alucinando también, porque tampoco me había visto reaccionar así en la vida. No fue en plan enfado, fue en plan lloro de pena infinita, yo le decía al hombre que estaba all right, que solo me daba pena que los regalos no llegaran a mi familia. Un dramón. J. se ha enrollado, y dejo toda la ropa aquí y como si fuese Melchor se fue con la maleta cargada de regalos, le registraron en el aeropuerto como si no hubiera un mañana, se pensarían que la high monster estaba rellena de droga o yo que sé, pero a pesar de eso, los regalos llegaron.. :D bueno casi todos...

 Le di mucha pena a ese hombre, que se puso a prepararme todo para que al menos me devolvieran el dinero del envío, pero me dijo que colonias no se pueden enviar. No tenía ni idea, así que PAPÁ SI ME ESTÁS LEYENDO ESTE AÑO NO VA A CAER EL PACK COLONIA AFTER SHAVE I'M SORRY. 

3 comentarios:

  1. Bueno, algo que aprendes (y de paso todos los demás) a partir de ahora, regalos sin líquidos para todos ;-)

    ResponderEliminar
  2. Qué detalle más bonito. Yo creo que también me habría echado a llorar. Y más ahora en Navidad, q los sentimientos están como más a flor de piel.

    ResponderEliminar
  3. Aichhh es una reacción normal, hipersensible como estarás (estarías) en esas circunstancias. J un amor :) y el señor de correos otro jeje Espero q hayas disfrutado de estas poquitas fiestas por aquí...

    ResponderEliminar

hola boquerones y boqueronas