viernes, 23 de julio de 2010

Soy una maruja declarada

Lo que oís, soy una maruja total. Confirmado. El proceso de cambio ha sido progresivo pero ayer llegó a lo más alto con la adquisición de un carro de la compra a rayas.



El carro de la compra en cuestión

Aquí con un efecto muy chulo que he conseguido
gracias a una aplicación que tiene el móvil jaja

Harta de cargar con las bolsas del super hasta casa y envidiando profundamente al resto de marujas con carros decidí comprar uno. Ahora ya no tendré que dejar las tropecientas bolsas en el suelo, delante de la puerta del portal, mientras busco las llaves del piso. No se me desparramará todo por el suelo, no, ya no, porque tengo mi supercarro y todo irá bien metidito dentro. Yujuuuuu.

Ains, qué será lo próximo...¿ponerme rulos? ¿hacerme la permanente? No, no, nooooo....AGGGGGGGGGGhhhhh

19 comentarios:

  1. espero que tu siguiente paso como maruja sea algo tipo masajes o spa, nada de andar por la verduleria contando las idas y venidas de tu vecino del quinto con la del tercero... que te veo ehhhh!!!!!
    jajajja..

    ResponderEliminar
  2. ¡Ufff!!!! ¿ya tienes carro? por ahí se empieza, jajajaja...

    ResponderEliminar
  3. Ara et falten les bosses aquestes de roba amb estampats guays per ser ecològica. Perquè si vas a comprar unes pomes no portaràs tot el carret no? :P

    ResponderEliminar
  4. Yo también decía que eran de personas mayores... pero lo cómodos que son! Un besote

    ResponderEliminar
  5. jajaja Me encanta lo marujona que te estás volviendo...Besitos guapa

    ResponderEliminar
  6. que no te lo quiten!!! que hay mucho chorizo de carros, te lo digo por experiencia... no porque los mangue yo si no porque me mangan jajaja

    divino!

    ResponderEliminar
  7. yo tambien pase la transicion de mula de carga a maruja feliz con carro, pero cuando lo dejo en los super, me pongo mala de pensar ke me lo roben XD

    ResponderEliminar
  8. Llevo tiempo pensando en comprar uno precisamente para olvidarme de tropecientasmil bolsas y de ir cargada como una mula... pero aún no me había terminado de autoconvencer de lo cómodos que son los carros... jejejeje Creo que ya he encontrado mi razón, es monísimo!!

    ResponderEliminar
  9. De maruja nada, eres práctica :D
    Un carro muy chulo!

    ResponderEliminar
  10. jajajaja no te preocupes es simplemente una cuestión de comodidad, para optimar el tiempo. Seguro que ahora con el carro puedes llevar el doble de compra que la que podrías llevar si la llevaras a peso ...

    ResponderEliminar
  11. jajajaja bueno, tranquila, piensa que sólo es un cliqué, y el carro es útil de narices. Cuando empieces a ver los efectos secundarios piénsatelo jeje
    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Jajaja, yo me resisto absurdamente desde hace años al tema del carro ...

    Aunque tengo que reconocer que hace poco he empezado a mirar algunos con envidia malsana,jeje.

    ResponderEliminar
  13. Jajajajaja marujillaaaaa!! ;P

    ResponderEliminar
  14. Jajajaa!!! Pero te lo tendrías que haber comprado súper chillón!! Para ser la maruja más moderna del barrio!!

    Un besitooo

    ResponderEliminar
  15. Jajaja qué punto, yo también soy marujilla ¡y me encantan los carritos monos como el tuyo! Con decirte que el estrés me lo quito barriendo mientras bailo al ritmo de lo que suene en el ipod y haciendo limpieza. Besos guapa.

    ResponderEliminar
  16. Di que si, jejejejjeee, ahora a la compra como se ha ido toda la vida, ejejejejee.
    Mejor con carro que no cargar con todas las bolsas.

    Besotes

    ResponderEliminar
  17. me parece una super inversión!! Y t confieso q yo d vez en cuando veo carros xulos xulos y estoy deseando poder ser una maruja y tener uno!

    ResponderEliminar
  18. si partirse la espalda llevando bolsas significa ser maruja.... menuda arcaica estás hecha.

    ResponderEliminar
  19. pero q sois, tos niñas de 19 años o algo asi? ajjaajaj

    ResponderEliminar

hola boquerones y boqueronas