sábado, 8 de junio de 2013

Uniforme

Esta semana terminaron las clases en el hospital. Como dijo uno de mis compañeros: "llegó el destete". Llegó el momento de separarnos, de llegar a nuestras respectivas plantas, de conocer a nuestro mentor y empezar poco a poco a ubicarnos en nuestro lugar de trabajo. Se acabaron los cursos (por ahora) de como poner una vía, sacar sangre, que no hay que robar, ni sacar información confidencial, que hay que hacer si tiene lugar un incendio  o como lavarme las manos. 

Esta semana nos dieron los uniformes, ni uno ni dos, cinco uniformes, uno para cada día. Aún estoy alucinando. 

Esta imagen la he sacado de internet.
El uniforme es algo parecido a esto.
Lo de arriba azul clarito, pantalón oscuro
y zueco negro. Reloj en la solapa porque
no se puede llevar nada en las muñecas.



No os voy a mentir diciendo que el primer día fue chachipiruli y estupentástico, voy a ser sincera,  el miércoles fue un día espantoso, de "oh dios mio ¿qué hago aquí?" y de coger las maletas. Estaba más perdida que un mono en un garaje. La organización es totalmente distinta, las tareas de la enfermera aquí también, el ritmo, el idioma, todo muy diferente. Empezando por la organización del turno y por los trabajadores del hospital, pasando por las abreviaturas, que las usan para todo y hay cientos y cientos de ellas... Te pierdes entre tantos uniformes: rojos, verdes claros, verdes oscuros, azul celeste, azul marino, los grises, los blancos...no sabes quién es quién, no sabes cuál es su función. CAOS.
Así que fue un día complicado, el jueves y el viernes algo mejor... Así que espero que poco a poco cada día sea mejor que el anterior. Nos dicen allí que no nos agobiemos, que es normal, que no podemos entenderlo todo y llegar a todo, así que bueno poco a poco, hay que darse un tiempo.

Todavía tengo esos momentos de "¿qué coño hago aquí?", sobre todo cuando te agobias o cuando algo no te gusta pero lo voy llevando. Y en esas estoy, intentándolo y levantándome cada vez que caigo. 


6 comentarios:

  1. Bueno chiquilla, poquico a poco. El primer día de curro, TODO EL MUNDO está perdio, y el que diga lo contrario, pierde. Así que, a aprender poquito a poco... ya verás como en un mes lo ves todo más claro. ¡Mucho ánimo!

    Un abrazote

    ResponderEliminar
  2. Poco a poco, nos debes una foto real con el uniforme. Ya sabes que voy a ir a la playa, pero te tendré en mis oraciones. Suerte y ánimo.

    ResponderEliminar
  3. Tranquila porque ya sabemos que incluso en España, el primer día no sabes ni dónde están las cosas ni cómo funciona.... no quiero imaginar allí. da tiempo y verás qué bien en unos días. ánimo y sigue contando cositas. un beso

    ResponderEliminar
  4. Cuando vengas a España y yo esté algo pocho en el clínico, me hablarás en español o en inglés? Me da igual el uniforme que lleves.
    Si me hablas con un llave inglesa en la mano, te mandaré a paseo, ya que hace poco me han vacunado con la antibritánica (VAT).

    ResponderEliminar
  5. Qué difícil debe ser, llegar a un lugar nuevo, que funciona diferente a lo que conoces, y encima todo en ingléssss... pero cada día será un poco menos confuso... con retrocesos, que siempre los hay, pero terminarás avanzando, ánimo! :)

    ResponderEliminar
  6. Muchos ánimos! Si mas gente se ha ido de enfermera a UK y lo ha conseguido.. tú también!

    ResponderEliminar

hola boquerones y boqueronas