sábado, 7 de abril de 2012

Y así es como me enamoré de la enfermería

En el año 2006 dejé la carrera de medicina. De largo ha sido una de las decisiones más importantes que he tomado en mi vida.

Muchas personas me han preguntado a lo largo de estos años el porqué de mi decisión y yo les he contestado lo mejor que he podido, pero una persona que no ha sentido lo que yo sentía, la tristeza, el agobio infinito de estar haciendo algo que no quería no puede entender mis razones. Allá en el 2003 yo apoyaba a una amiga que pasó por lo mismo, le intentaba animar y al principio le decía que no dejara la carrera (que le estaba amargando) si no estaba segura, que esperara un tiempo prudencial a ver si podía mejorar...pero los días pasaban y ella estaba cada vez peor..y al final cambié de idea y le dije que si no estaba a gusto que lo dejara, es lo que ella quería y sentía en ese momento pero le daba miedo dar el paso por las consecuencias. En aquel momento me intenté poner en su lugar y la apoyé aunque no acababa de comprender por lo que ella estaba pasando.

Admito, que en aquel momento la entendía a medias, pero las cosas cambiaron cuando me pasó a mí lo mismo. De pronto al sentirlo en mi propia piel lo comprendí. Me aconsejé a mí misma lo que años atrás le había dicho a mi amiga. Tenía que buscar y seguir mi propio camino y hacer lo que yo quisiera sin pensar, por una vez en mi vida, en cómo se lo iban a tomar la gente de mi entorno. Es así, a veces para continuar nuestro camino debemos ser egoístas.

Nunca tuve claro que quería estudiar, quería trabajar con personas y ayudar en algo, simplemente eso. Hice el bachillerato, saqué notas aceptables, la selectividad me fue bien, y bueno me dio la nota para entrar en medicina y ahí que me fui, sin pensarlo bien la verdad. Cuando hice prácticas y vi el plan no me gustó y es así, me di cuenta en 3º de carrera (bien, Carmen, bien). Si ya estaba descontenta eso lo acabó de rematar. Salí espantada de allí (había compañeros que me daban miedo, por como eran, por la competitividad que se respiraba...horroroso, otros encantadores eh? pero menos jaja).

Entonces entré en enfermería, carrera que había tenido en mente desde que supe la nota de selectividad, y me enamoré de la profesión. Es la mejor decisión que he tomado en mi vida y sé que nunca me arrepentiré. Aunque no tenga nada fijo y vaya de contrato en contrato, aunque haya momentos en los que me sienta poco valorada, o me encuentre con gente estúpida, no me importa, sé que tomé la decisión correcta. Estudiando esta carrera he disfrutado mucho tanto en las prácticas como en clase con los compañeros, ha sido una de las mejores etapas de mi vida sin duda.

Y es que la enfermería es estar al pie de cañon, y eso me gusta; ver al paciente unas cuántas horas a diario, estar a su lado cuando está bien o mal, si vomita, si llora, si tiene dolor, hablar con ellos, reírme y cabrearme, curarles y cuidarles. 

Y así es como me enamoré de mi profesión.


Así que por favor, dejad de preguntar si voy a retomar medicina porque la respuesta es NO.

15 comentarios:

  1. Me siento orgullosa de ti (si me permites la libertad) :)
    - Cambiar una decisión tomada, admitir que no era lo correcto y hacer un cambio de rumbo así, ignorando lo que pudieran decir es dificil y el esfuerzo que te puso suponer es loable, asi como lo es esa pasión por tu profesión, a veces tan poco valorada; espero encontrarme con muchas enfermeras como tu en el futuro ^_^

    ResponderEliminar
  2. ¿Y por qué tendrías que retomarlo? No es ni tu asignatura pendiente ni estudiaste Enfermería como un paso previo para luego retomar Medicina. Es que lo dejaste porque no te gustaba!!
    En fin, paciencia amiga, porque yo también he pasado por esto y lo mejor es aplicar mi lema:
    1, 2 y 3
    yo me calmaré
    4, 5 y 6
    todoooos lo veréis

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7.4.12

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Sabes que Carmen? que yo si me siento orgullosa de haberte conocido por aqui...
    Entiendo tu amor por la enfermeria porque a mi me ocurre lo mismo... aunque a mi alrededor todos optaran por la medicina...acepte que debia ser egoista y ser lo que yo queria ser! ENFERMERA! ALTO Y CLARO!
    muchas gracias por ser y por estar!
    besitos!

    ResponderEliminar
  5. Es bastante ridículo pregutnar si no vas a volver... si no te gustaba, no te gustaba y donde estás ahora eres feliz. Yo admito que mis dudas tuve en todo esto porque Medicina no es lo que esperas desde un principio (y por otra parte, la mayor parte de mis compañeros, y gente que sé que serán médicos geniales, tampoco lo tenían claro en bachiller)
    pero bueno, que mucha gente preguntará porque tenemos la idea de que muchas enfermeras son médicos frustrados (porque en algunas ocasiones pues sí, pasa...) pero ya son ganas de tocar la moral las que veo por ahí arriba. Sinceramente, cada uno tiene una situación y unas circunstancias y no creo que se puedan juzgar desde fuera. Desde luego, creo que tu decisión fue muy valiente, mejor dejarlo que haber seguido adelante y ser un médico de mierda que pague su frustración con los pacientes (porque de esos también hay...)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. muchas gracias por los comentarios a todas!
    me he quedado alucinada con los dos comentarios envenenados pero vamos que los he borrado porque no me apetece tener algo tan malrollero por aquí.

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que has hecho lo correcto cuando te cambiaste a enfermería.

    *comentario patrocinado por una persona que estuvo matriculado en informática durante cinco años, que trabaja como técnico de sistemas y que ahora estudia Ciencias del Trabajo y RR.HH

    ResponderEliminar
  8. Enmi opinión creo que hiciste lo correcto. Te equivocaste de vocación, te engañarte durante un tiempo y fuiste infeliz. Rectificativo y encontraste lo que te hace feliz, que además no hace daño a nadie.

    Hay más gente en tu caso, aunque no todos tienen el valores admitir que durante años han confundido su vocación. En mi caso comencé a estudiar una carrera por hacer feliz a otras personas e incluso termine primero con n expediente de sobresaliente, pero aquello no me gustaba y al año siguiente cambie a traducción eninterpretación, en dos años aprobé los tres cursos de lo motivada que estaba.

    ResponderEliminar
  9. Es una suerte encontrar tu vocación en el momento que sea y también es una suerte para los pacientes que precisamente en tu oficio haya gente que esté enamorada de su profesión.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Si medicina no era lo tuyo, hiciste bien en entrar a enfermería. a mí alguna vez algún paciente me ha dicho que si pensaba estudiar medicina, y le he dicho que no, que a mí no me gusta la medicina, a mí me gusta la enfermería!!

    ResponderEliminar
  11. carmncitta, felicitaciones por la eleccion, la enfermeria es por sobre todo un oficio muy noble, se requiere de mucha paciencia y por sobre todo amor al projimo.
    éxitos!

    ResponderEliminar
  12. Jo... Me siento bastante identificada contigo... Aunque yo me haya dado cuenta después de una carrera, un máster y medio docotorado (si, me ha costado, lo sé)... Enhorabuena por sentirte tan bien con la decisión... Eres afortunada, y espero que sigas disfrutando de tu profesión por muuuucho tiempo.

    ResponderEliminar
  13. Yo quiero darte las gracias, a ti y a todos las personas que deciden de alguna manera dedicar sus vidas a los demás estudiando carreras que tienen que ver con la sanidad, enfermeros, médicos, auxiliares y a todos los que nos hacen la vida un poco mas fácil a las personas que padecemos una enfermedad crónica.
    GRACIAS.
    Por cierto me pareces una persona muy inteligente y creo que sabes tomar las decisiones mas apropiadas.
    Te felicito por ello

    ResponderEliminar
  14. Anónimo8.3.14

    Yo tambien deje medicina, una experiencia horrible, estoy deseando empezar enfermeria !!

    ResponderEliminar

hola boquerones y boqueronas