jueves, 27 de octubre de 2011

Trabajar o no trabajar

El otro día un amigo puso en facebook una oferta de trabajo. Necesitaban a una persona para que se disfrazara de pulpo y anunciara una pescadería repartiendo en la calle flyers pescadoriles. Es un trabajo temporal, y lo encuentro igual de digno que cualquier otro. Quizás soy una sosa, pero no me hacen gracia este tipo de cosas. Si yo no tuviera trabajo echaría el currículum por si suena la flauta, al fin y al cabo lo que se busca es ganar un dinerillo y no se me caerían los anillos por trabajar disfrazada de pulpo o haciendo cualquier otra cosa (mientras sea legal, claro).

Creo que de todo se aprende y es mejor hacer trabajillos temporales que estarse en casa tocándose las narices (soy de las que piensan así).

He trabajado de muchas cosas en mi vida: disfrazada de azafata de barco (sobrecargo) vendiendo móviles, repartiendo periódicos, de educadora en la exposición Bodies (la de los muertos, sí), vendiendo entradas en un teatro, dando clases particulares a niños, repartiendo una revista en Barcelona, repartiendo un periódico en las puertas del Camp Nou, de auxiliar de enfermería en una residencia de ancianos, haciendo inventarios por la noche en Decathlon (la locura, jaja), vendiendo teles...y ahora de enfermera.

Llevo ya casi un año y medio de enfermera y estoy teniendo suerte empalmando un contrato con otro, pero quién sabe si algún día esto se puede acabar (espero que nooooo). Puedo estar meses en paro hasta que me llamen de la bolsa, puedo quedarme en casa o puedo buscar otro trabajo. Os aseguro que no me dará nada si tengo que trabajar de otra cosa (pena me dará evidentemente porque trabajar de enfermera es el único trabajo que me ha gustado).

Con esto quiero decir que evidentemente todos queremos el trabajo perfecto, ideal, el que nos gusta más, mejor horario tienen y más pagan (claro que éste no nos va a caer del cielo). Pero tal y cómo están las cosas no se puede hacer ascos a nada. Yo estuve un año de noches. No me gusta mucho trabajar de noches, pero hay que tragar, es eso o nada y alguien tiene que hacerlo. Al final a todo te adaptas si le intentas ver el lado positivo. Ahora tengo mejor horario, rotatorio, pero pringo puentes, festivos y las navidades. ¿y qué? No todo el mundo puede tener un horario de lunes a viernes de 8 a 14h. No creo que sea una conformista, si no que intento tener los pies en la tierra e intentar mejorar poco a poco (siempre aspiramos a algo mejor), ya que sé que de buenas a primeras no va a aparecer el supertrabajodemivida.

21 comentarios:

  1. Ahí le has dado!!!

    El trabajo de nuestra vida no llega esperándolo en el sofá y mientras buscamos ese trabajo cualquier otro es tan digno como el que buscamos!

    Un besito

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo, yo también pienso que lo importante es trabajar, no puedes estar esperando que llegue el trabajo perfecto, mientras hay que aprovechar todas las oportunidades
    saludos!

    ResponderEliminar
  3. Mi primer contrato como enfermera era de correturnos noches de sabado y domingo. El que tengo ahora es currar sábados o domingos 12h y la mitad de los festivos 12h también. También he tenido suerte de ir empalmando uno con otro (y tener en medio rotatorios, ruedas en las que libraba un finde cada 8... hacer un monton de dias seguidos, hacer 7 mañanas, 7 tardes.. que te voy a contar a ti) pero la verdad es que están mal las cosas

    ResponderEliminar
  4. Ay Carmncitta yo no paro de dar gracias por tal y como están las cosas tener trabajo...
    En epocas malas uno se viste de pulpo y de lo que haga falta ¿no? Un beso

    ResponderEliminar
  5. Pues yo también estoy de acuerdo contigo y con todas las personas que han comentado. He trabajado en cosas sorprendentes y si tuviera que volver a hacerlo también lo haría, aunque conozco a gente que siempre te suelta eso de "yo no estudié una carrera para trabajar en un supermercado". La vida es supervivencia, no titulitis.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Uffff, yo he trabajado vestida de algo parecido a un pollo para promocionar un caldo, asi que...jajaja.Y bien que me lo pasé!!

    ResponderEliminar
  7. Muchacha, tienes más razón que un santo.

    ResponderEliminar
  8. Pues tienes toda la razón, el trabajo es sólo eso, trabajo, nuestra vida es mucho más.

    ResponderEliminar
  9. De acuerdo contigo! Yo porque aún me queda bastante hasta eso de "quedarme quizás sin trabajo", aunque espero que las cosas se arreglen y lo que se oye por ahí sea mentira para dentro de...unos 8 años aprox xD. Pero vamos, soy de los que piensa que el trabajo se consigue moviéndose, sea cual sea el trabajo, seguro que hay.

    Por cierto, ahora que me estoy recorriendo varios hospitales y un montón de servicios, aún nos cruzaremos sin saberlo :P.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. El trabajo es dignidad hacia la persona. y sin buscarlo no llega del cielo.

    de acuerdo con el articulo =)

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Y creo que aunque uno no quiera va tener que trabajar solo que se gane la loteria je!.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. hay mucha gente que no quiere trabajar pero el trabajo dignifica!!

    ResponderEliminar
  13. Claro que es más lindo trabajar en lo que uno estudió o en lo que a uno le gusta, pero cuando no hay otra cosa, como bien dices, todo trabajo es digno, en mi caso también fui maestra particular, repartí folletos, fui telefonista atendiendo reclamos, y ahora trabajo en lo que me gusta.

    ResponderEliminar
  14. Lo más importante es no bajar los brazos, y tirar para adelante con lo que sea, y si en algun momento del camino no te gusta lo que haces siempre puedes buscar otra opción.

    Un abrazo y buena suerte¡¡¡

    ResponderEliminar
  15. Desde luego que hay que saberle ver lo positivo a los trabajos, más aún como en tu caso, trabajas en lo tuyo, lo que has estudiadio. Personalmente, sí he dejado algún trabajo o simplemente no he aceptado una renovación porque tal vez la explotación y el trato que me estaban dando no me me compensaba… claro que eran trabajos para conseguir un dinerillo como dices. No sé que habría hecho si fueran necesarios para vivir, imagino que habría tragado más carros y carretas de los que llevaba….
    En fin, tengo un amigo que trabajó disfrazado de mascota de un centro comercial repartiendo flayers montado en un Ferrary y de verdad que creo que envidio esos curros por como se lo pasó él de bien…

    Kisses

    ResponderEliminar
  16. Of course!!

    Yo he trabajado vendiendo boletos de Cruz Roja en la calle, ahí, dejándote la garganta y que la mitad de la gente te mire hasta mal xD Peeero, es supervivencia y de todo se aprende algo.

    besos!

    ResponderEliminar
  17. Me encanta tu visión positiva de las cosas. Conforme están las cosas hoy en día nadie está para rechazar trabajos, aunque sea disfrazado de pulpo, que es un trabajo tan digno como cualquier otro, por supuesto... y vaya lista de curros has tenido!!!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  18. buuufff.. el otro dia hablaba con un amigo de si el nuestro era el trabajo de nuestra vida?? y al final solo decidimos qeu cualquier cosa relacionada con la infancia y juventud seria lo nuestro... pero sí, si hay qeu pasar por otros tipos de trabajo, que no gustan tanto por lo que sea, lo haces lo mas dignamente que puedas y sepas y ya.. no?? disfrrruuutaaaaaa.-...

    ResponderEliminar
  19. Creo que estamos hechos de pasta distinta. Veo que yo he trabajado limpiando los restos de las bandejas d comida de aviones y trenes unos días despues de su uso, y no se me caían los anillos y veo a mi hermano pequeño (q le quiero mucho ojo) q no se vuelve loco precisamente en busca de trabajo, y a los casi 22 años está en casa rascandosela...

    ResponderEliminar
  20. El trabajo de nuestra vida no llega esperándolo en el sofá y mientras buscamos ese trabajo cualquier otro es tan digno como el que buscamos!

    ResponderEliminar
  21. tal y como pinta la cosa, ay muchos parados, veremos mañana quien fa ganado la elecciones

    ResponderEliminar

hola boquerones y boqueronas