lunes, 29 de septiembre de 2008

Recuerdos

Estoy frente a su puerta, respiro profundamente. Es la quinta abuela que levanto esta mañana, llamo antes de entrar, abro la puerta...

- Hola fulanita, buenos días...
- Hola, ¿qué hago?

- ¿Cómo has dormido hoy?

- Bien, bien, ¿qué hago?

- Ahora nos vamos a levantar

-¿Entonces me levanto?

- Sí, te ayudo a ponerte las zapatillas y nos vamos al baño

- Bien...


Llegamos al baño.

- Hoy toca ducha
- ¿Me ducho de pie?

- Sí, pero primera siéntate en la taza que te tienes que quitar el camisón...


Después de la ducha, la seco, le pongo crema, le ayudo a vestirse...

- Ya estoy, ¿Y ahora qué hago?
- Ahora hacerte la cama y después de desayunar

- ¿Me voy a desayunar?

- No, primero haces la cama, y después cuando la hayas terminado ya será la hora del desayuno.
- ¿Entonces desayuno ya?
- No, primero haz la cama...y luego...luego te vendré a buscar

- Vale, vale, entonces hago la cama.
- Sí, eso, primero la cama.
- Hasta luego, no te olvides de mí.

- No, mujer, si estoy por aquí todo el rato. Hasta luego.


En las paredes de la habitación cuelgan unos cuadros preciosos, los pintaba ella cuando era joven, pero no lo recuerda. No recuerda a la mujer que pintó de espaldas, en un puente mirando al río. Tampoco recuerda a las campesinas que inmortalizó en un cuadro intenso, lleno de colores vivos. No se acuerda, pero para eso estoy yo, estamos nosotras, para recordárselo todos los días.

Aclaración: esto lo escribí este verano. Es una mujer que existe. Vivía en la residencia donde trabajé. Era una crack pintando.

33 comentarios:

  1. Tu le ejercías de memoria hasta donde podías, q lastima perder tantas viviencias como perdío en el recuerdo. Aún así, q vitalidad seguir pintando!!!

    ResponderEliminar
  2. Que lacrimogena ha sido esa entrada...
    Qué bonita también...

    ResponderEliminar
  3. El Alzheimer es una de las peores enfermedades que puede haber, estas vivo pero como si no lo sintieras. Espero que no afecte a mi entorno nunca jamás porque debe ser horrible.

    ResponderEliminar
  4. Me pregunto qué respondería esta mijer si le preguntásemos quién es ella.
    También hay recuerdos que sobran. A veces.

    ResponderEliminar
  5. Que triste olvidarte hasta de quien eres. Mi abuelo en la ultima fase estaba super desorientado, y luego se sentia muy mal porque no sabia quienes eramos, cuando se daba cuenta.

    Que pena.

    Besitos de caramelo.

    ResponderEliminar
  6. Yo lo pasaba mal y no me tocaba nada, si fuera un familiar sería el triple de duro.

    La mujer ya no pinta, no recuerda, no sabe...antes sí, y sus hijos le han llevado lso cuadros y se los han colgado en su habitación. Además le hacían albumes de fotos con explicaciones, como su fuesen cuentos...

    ResponderEliminar
  7. Es una pena perder los recuerdos, mira mi proximo post ella aun conserva su memoria i recuerdos.

    ResponderEliminar
  8. Es una pena perder los recuerdos, mira mi proximo post ella aun conserva su memoria i recuerdos.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo29.9.08

    por eso yo trabajo con niños.. he estado mucho tiempo cuidando a mi abuela, y es algo muy duro, pero tambien te dan todo el cariño del mundo.
    enhorabuena de verdad por el trabajo que hiciste, y sobre todo por la paciencia.. el ver los colores vivos de ese cuadro no todo el mundo lo sabe hacer.
    pumuki

    ResponderEliminar
  10. Es una pena que no recuerde esos cuadros, menos mal que hay gente que les ayuda a recordar.
    Y no veas... para mi que la mujer tenía hambre y por eso quería desayunar :)
    besis

    ResponderEliminar
  11. Jou! La verdad es que es una pena, en geriatria nos contaba casos mi profesor que espero no verlos nunca de cerca.... :s

    ResponderEliminar
  12. Una vez más (y te lo he dicho ya unas cuantas) te admiro, admiro lo que hacer por esas personas.
    Tu trabajo tiene mucho mérito.
    La enfermedad esa es cruel...

    ResponderEliminar
  13. Me asustan las demencias...hoy sólo puedo decirte esto, creo que es uno de los miedos que conviven conmigo...
    Gracias por ocuparte de ellas...
    UN beso

    ResponderEliminar
  14. por eso dejo cosas escritas... (aparte de mi blog) para si algún día me pasa eso, que alguen recuerde por mí...
    un beso

    ResponderEliminar
  15. Qué miedo y qué rabia que puedan existir enfermedades como ésta. Opino como todos los demás: ojalá no me toque nunca de cerca, pero lo que tenga que pasar pasará, eso está claro.

    Te ha quedado un post precioso, gracias a él sus cuadros no morirán para siempre, y mil gracias a tí y a las personas que como tú cuidais de los ancianos o discapacitados, tiene muchísimo mérito y yo lo admiro un montón.

    Besotes guapíiiiiiiiisima ;)

    ResponderEliminar
  16. Jodo!!! Menudo rollo que te he soltao ¿no? :p

    ResponderEliminar
  17. Eii me enternecio tu entrada,,
    espero qe estes bien y que pases una linda semana.
    Miles de besos
    Male

    ResponderEliminar
  18. Ya supuse que era de este verano.Me encantó este post,de verdad.Es inmenso y l0o único que haces es escribir lo que viste.Muy bueno.Gracias

    ResponderEliminar
  19. Al comienzo y al final (de la vida) estamos tan desvalidos... lo bueno es tener gente que sepa tratar a los niños y viejos, que se sientan sobre todo queridos, no?

    ResponderEliminar
  20. ¿Sabes? haceis una gran labor. Yo no sé si valdría, no sé....

    ResponderEliminar
  21. uuy, estas cosas me dan una pena...sobre todo, como se sienten despues cuando recuerdan que han olvidado...

    ResponderEliminar
  22. Tiene que ser muy duro ver que una persona cercana a ti lo va perdiendo todo.

    ResponderEliminar
  23. que chungo no acordarse de nada!!!

    por lo menos el talento no lo ha olvidado...


    chauuuuuuuuuu

    ResponderEliminar
  24. susana30.9.08

    Qué pena. Suerte que al menos tienen gente como tú para ayudarles. Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Que duro, que pena... Que enfermedad mas traicionera, debe ser horrible para el entorno del enfermo, ¿como debe de ser para el enfermo?

    ResponderEliminar
  26. Qué penita. No hay nada peor que perder tus recuerdos. Porque con ellos pierdes tu vida...

    ResponderEliminar
  27. El gran mal de este siglo.

    Suerte que hay gente como tú!!

    ResponderEliminar
  28. Es una pena las malas pasadas que nos juega a veces la vida... No hay nada más bonito que poder conservar los recuerdos de tu vida... Jo, es muy triste :(
    Besotes!

    ResponderEliminar
  29. Joer es una lástima que no lo recuerde, seguro que en más de uno podría contar una historia muy muy interesante.

    ResponderEliminar
  30. JOooo... que duro, no??? Y si, afortunadamente estais vosotras para recordarle las cosas... pero tiene que ser muy duro igualmente.

    Un besoteee

    ResponderEliminar
  31. ¡Hay Carmen, que bonica eres!!!!
    Un besico

    ResponderEliminar
  32. Sobrecogedor el último párrafo. Me ha encantado.

    Un besote,

    ResponderEliminar

hola boquerones y boqueronas