lunes, 27 de agosto de 2007

El reloj

A la vuelta del colegio siempre pasaba por esa calle, por esa tienda. Todos los días pegaba mi nariz al cristal del escaparate y lo contemplaba.


Me parecía el reloj más bonito del mundo. Su forma me recordaba al reloj que tenía y tiene mi abuela sobre su mesita de noche. Y luego estaba la forma de los números, los colores, los dibujos...me tenía encantada.

Los Reyes MaJos de esa navidad me lo trajeron. ¡¡¡yujuuuuu mi primer despertador!!!

Le puse su pila, lo dejé encima de la mesa...funcionaba. Seguía enamorada del reloj.

Era la hora de irse a dormir. Yo intentaba dormir, pero él no me dejaba, buaaaa. Yo seguía dando vueltas en la cama, para un lado, para otro....arghhhhh el tic tac del reloj no me dejaba pegar ojo.

Tic TAC, tic TAC, tic TAC....cada vez era más insoportable.

Intenté aguantar, pero era imposible. Así que lo metí en el armario para no escucharlo y a la noche siguiente lo volví a sacar de su escondite. Así noche tras noche, durante un tiempo. Pero no conseguía acostumbrarme al tic tac y siempre acababa pasando la noche en un cajón, en el armario...

¿Cómo podía molestarme algo que había deseado tanto en su día...?

Al final lo metí en una caja y hasta luego Lucas jajajaja.

Ahora lo he vuelto a encontrar (es lo que tiene hacer limpieza que te encuentras cosas del año catapum), le he colocado su pila, lo he puesto sobre la mesa....pero la historia se repite. ¡Qué incordio! Ainsss...con lo que me gusta, jooo...

¿Qué puedo hacer? ¿Me olvido de él para siempre? ¿Le acepto tal y como es con su tictac incluído? Y no vale decir que le quite la pila, ehhh?? ¿Qué gracia tiene un reloj sin pilas?

36 comentarios:

  1. pues...yo intentaría acostumbrarme al tic tac^^ (yo es que ultimamente me duermo en cualquier sitio xD) es una monada^^
    Un besazoª

    ResponderEliminar
  2. el tic tac puede llegar a ser relajante... intentalo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Prueba a meterte pastillas para dormir.... lo mismo asi no le escuchas!

    ResponderEliminar
  4. Tuve uno que hacía TIC-TAC TIC-TAC toda la noche, decidí guardarlo y poner otro y este hacía TAC-TAC-TAC uno por cada segundo tb me fastidaba así que puse uno digital que no hace ningún ruido. Buena elección aunque me acuerdo siempre del que tenían mis padres que me encantaba y hacía el típico TIC-TAC y me sorprendo de que lo aguantaran. Es que no valemos nada.

    ResponderEliminar
  5. jaja
    lo aceptas como es no? intentar cambiarlo ya a su edad es dificil...no se cambia asi por asi!
    no lo pongas en la mesilla, pontelo en otra habitacion donde lo veas, pero no reine el silencio, y en la mesilla...uno digital jaja
    mi amiga tiene un reloj en el salon de estos de carrillon, que suenan cada hora
    uff, no lo soporto, ella ni lo oye, pero a mi me pone mala malisima ( y me recuerda a las peliculas de miedo cuando toca las horas y las medias uffff, como el de mi agueeela ajjj)

    ResponderEliminar
  6. Es gracioso, porque a mi tambien me regalaron un reloj de este tipo, me parecía precioso, pero llegó la noche y... no puedorrrlll con el tic-tac!! me ponía muy nerviosa... acabé quitandole las pilas y le tengo sólo para decoración... el despertador digital es más feo, pero no hace tictac y suena cada diez minutos por mucho que lo aporrees y maltrates!! :P

    Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Jo, a mi estas cosas me dan penita ... :(

    No te deshagas de él!!! Puedes hacer una cosa. Búscate una canción que te guste y cuyo ritmo coincida más o menos con el tic tac ... y cada vez que lo oigas la cantas mentalmente hasta quedarte dormida ... igual así te acostumbras.

    O también lo puedes llevar a un relojero para ver si te puede quitar el sonidillo ese ... :S

    Un besitoooooo!!!

    ResponderEliminar
  8. Aceptale mujer, que mola mucho. De todas formas yo lo veo facil porque nunca he tenido problemas para dormir con ruidos...
    Muackis

    ResponderEliminar
  9. Hay un dicho que dice: ten cuidado con lo que deseas porque se puede hacer realidad, pues eso...
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. A mi me pasó algo parecido. Cuando era pequeño tenía ganas de despertarme yo sólo y tener despertador, asique mi abuela me dio el suyo, pero quien iba a saber que cuando sonaba la alarma eso era como una detonación nuclear.
    Así que le cogí tirria y se lo devolví a mi abuela. Que trauma cogí a los despertadores!

    ResponderEliminar
  11. ¿tapones para los oidos?

    chauuuuuuuuu

    ResponderEliminar
  12. Yo soy de los que quitó la pila al suyo para poder dormir, pero como dices que eso no te sirve... :P

    El que tengo ahora es digital y ruido no hace, pero no veas como brillan los números, así también cuesta pegar ojo, jajaja

    ResponderEliminar
  13. A mi me pasa lo mismo, tampoco soporto el TIC-TAC del reloj en la mesilla de noche, te comprendo perfectamente, pero yo le quitaria la pila, aunque solo sea pa verlo ahí tan mono el.

    Besos, ya estoy de vuelta!!!!

    ResponderEliminar
  14. Uff lo mejor que puedes hacer es acostumbrarte al tic tac del reloj... Yo hubo un tiempo en que tenía dos haciendo ruido y cuando no iban iguales estaba todo el tiempo "tic tic tac tac" (o como diria Andrés Montes (tikitaka Salinas)).

    Aunque yo acostumbrado, casi me apoyaba en el ruido para no pensar en nada y quedarme dormido antes.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. odio los depertadores, odio el tica, tac, odio el ring, odio q vuelva a hacer ring cinco minutos despues. Por eso suele despertarme inconscentemente siempre antes d q suene para poder apagarlo.

    ResponderEliminar
  16. Maravillosa metáfora, la vida misma, las relaciones de pareja... como puede incordiar tanto algo que se deseó tanto en su día? Genial.

    La verdad es que es que el reloj es bonito :)

    ResponderEliminar
  17. Jajaja syldavia iba por ahí este post. Hay muchas cosas que has deseado, piensas que te harán feliz y luego a la hora de la verdad no te funcionan. Yo no me refería exactamente a relaciones de pareja, pero también podría ser :D

    ResponderEliminar
  18. Por cierto gracias por los comentarios, me han gustado mucho vuestras sugerencias, hay algunas un poco drásticas pero bueno oye yo las leo encantada y estudiaré a ver que hago jajajajaja.

    ResponderEliminar
  19. jajaja es cuestión de acostumbrarse... yo cuando no puedo dormir me molesta hasta el tic tac de mi reloj de pulsera y eso que no se escucha casi nada. :S

    ResponderEliminar
  20. susana28.8.07

    Mi hijo tiene uno muy bonito que tuvimos que sacar al pasillo y ahí se quedó, porque no le dejaba dormir, pero por lo menos lo ve.

    ResponderEliminar
  21. Mujer, no lo destierres otra vez al cajón de los recuerdos, quítale la pila y usalo de decoración en plan "sujetalibros" de Ikea. Por lo menos ya que no se usó para su fin se usará para algo y el pobrecito morirá sintiendose útil.

    ResponderEliminar
  22. la misma que verlo en el escaparate yo lo hice con algunos y todavia me duran.
    me refiero a quitarle la pila.

    ResponderEliminar
  23. jajajaja yo tuve uno de esos,me lo trajo el ratoncito Pérez jaja,solo que el mío en lugar de hacer TIC-TAc,tenía una paloma como en el tejado que subía u bajaga muy rápido y hacía también mucho ruido!jajaja...como tampoco quería quitarle la pila lo que hacía por la noche era meterlo en un cajón y por la mañana lo sacaba!jajaja xD

    ResponderEliminar
  24. A mí me es muy fácil de acostumbrarme a un ruido monótono. Pero no me gusta nada el reloj -¿te extraña? xD- así en primer lugar no lo hubiese comprado.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  25. ¡Pues claro que tiene gracia sin pilas!

    Es decorativoooooo. Yo tengo uno así en estos momentos, ea, ea, y ea.
    Si pa ver la hora ya tienes el móvil, niña :p

    ¡Un beseteeee!

    ResponderEliminar
  26. acoolgirl28.8.07

    Tienes que aprender a quererle como es... con su tick-tack incluido!!!

    Yo es que a ese tipo de ruidos monotonos me acabo acostumbrando a no escucharlos y me duermo enseguida.

    Y si ya no puedes mas... pues otra vez al aemario y sanseacabo!!! Jajaja!!!

    Besotesss

    ResponderEliminar
  27. Pues si no quieres quitarle la pila, acéptalo tal como es... aunque yo sí que se la quitaría. Me ponen de los nervios los tic-tac... :)

    Besos

    ResponderEliminar
  28. Y si lo regalas?
    Aunque es tan bonito que yo lo tendría por último de adorno, sujetapapeles o algo...

    ResponderEliminar
  29. Te puedes poner tapones para dormir como hago yo a veces cuando me molestan los ronquidos del tío de enfrente.

    ResponderEliminar
  30. Esta es la solución definitiva, ahora que tienes tiempo desarma el reloj por la parte de atrás y sácale todas las tripas, es decir la maquinaria. Ve a los chinos y compra un reloj que no haga ruido y del tamaño del tuyo, con cuidado coloca la maquinaria del reloj chino en la carcasa del tuyo, sujétalo como puedas con pegamento loctite o bridas de plástico, pon la tapa posterior y a disfrutar de tu reloj insonoro por muchos años.

    ResponderEliminar
  31. Yo tengo un reloj de tictac tambien, me encanta, es heredado de mi abuela y ella lo heredo tambien, tiene mas años que la tos! Peeero para dormir es un incordio, asi que sin pila y de adorno! Replanteatelo! Es mejor que tenerlo en el armario! jaja

    ResponderEliminar
  32. wolas!
    A mi me pasaba algo parecido pero con un poco de tiempo logre acostumbrarme al sonido...pero no se si no te puedes dormir por muy bonito que sea el reloj mmm
    Buena suerte!!!
    besis wapa.

    ResponderEliminar
  33. Esos despertadores son los peores porque cuando accidentalmente se llevan un manotazo y lo tiras al suelo siempre accidentalmente sin querer hacerlo claro, no dejan de sonar y algunos hasta más alto.

    ResponderEliminar
  34. jejejej
    el mio tb hace tictactictac, pero al final te acostumbras...
    tu piensa en él como si fuese tu novio, que te gusta, pero tiene un defectillo.... =P
    besos!!

    ResponderEliminar
  35. Ainsss, pues a mí me pasa al revés que a ti, a mi el "tic-tac" me relaja... :)

    ResponderEliminar
  36. Yo tenía uno similar cuando era peque, pero el mío era un poco más grande y de color azul. A mi el tic-tac no tanto, pero lo que me ponía mala, es que cuando sonaba me recordaba al colegio, porque se parecía al timbre de fin del recreo.
    Bicoss

    ResponderEliminar

hola boquerones y boqueronas