martes, 15 de agosto de 2006

Ya estoy de vuelta...(II)

Pues si, ya estoy aquí. Vengo más feliz que una perdiz, con una maleta medio rota y 200 fotos más. No está mal.
Ya le di mi regalo(por adelantado ya que es el 17 de septiembre) de cumpleaños a J.: la PSP. Lo he comprado antes porque tenía un dinerín ahorrado, era ahora o nunca porque está visto que cuando ahorro me salen gastos inesperados y luego no hay manera de gastar en lo que yo quiera o ahorrarlo sin más. Ahora lo que me queda es para pagar exclusivamente la matrícula de la carrera. Así que estoy oficialmente sin un duro.

la famosa PSP, J. babea tanto con ella

que sus vecinos ya tienen goteras,

alerta máxima en su escalera.xD

He pensado en colgar algunas fotillos de estos días pero colocándoles un tomatito con el potochó, como hacen en Aquí hay tomate (seguro que alguna vez haciendo zapping los habeis visto, :P), no es necesario que se vean las caras, no?

El primer sábado salimos de fiesta e hicimos una ensalada de tomate como podeis ver...


El pasado viernes, hice con J. una excursión a los mallos de Riglos. Cogimos el tren hacía canfranc, un minitren, con un viejo rancio que nos metía prisa...pero eso es otro tema. Con ese tren llegamos a Riglos, un pueblo que no tiene ni panadería (nos quedamos sin pan, mecachis...) y desde allí caminamos hasta La peña (que si que tenía panadería y un bar muy fresquito). Por el camino nos desviamos al Mirados de los Buitres...valió la pena, ver a los buitres leonados, tan grandes, que impresión...


En la primera foto se ven los Mallos de Riglos y J. con el tomate, jajajaja. La segunda la hicimos yendo hacia el Mirador de los Buitres y en la última ya quedaba muy poquito, tres cuartos de hora y ya llegábamos a nuestro destino: La Peña.

Cuando llegamos a La Peña a eso de las cinco de la tarde, el bar era como una visión, hacia un calor que derretía...lo típico que se ve el horizonte como ondulado, pues aquello era como un Oasis. Era el típico bar de pueblo con cuatro abueletes jugando al dominó. Pero anda que no fue bien.

Luego ya nos fuimos para la estación y de vuelta.

El sábado ya medio recuperados de las agujetas (sobretodo yo que no me podía ni mover, es lo que tiene no estar en forma), salimos de fiesta... (minitabla chupitos, porque sólo estábamos J. y yo) con rallada del dueño del bar incluida. Pero me lo pasé muy muy bien :), descubrimos un buen bareto, eh? jajajajaja.


No faltó un cine: Desde que amanece apetece. Peli española = sexo la mayor parte del tiempo, jajajaaj, muy divertida.

También tuvimos nuestro momento Karlos Arguiñano. La madre de J. nos preparó masa de pizza, y allí estuvimos haciendolas, improvisando con los ingredientes que teníamos, quedaron ricas y las formas lo mejor.







A estas fotos no les pongo el tomate porque ya tienen :P jaja.

Esto es una breve pincelada de estos días...ay que buenos.

2 comentarios:

  1. Y lo bien que me lo paseeeeeeeeeeeeeee :D

    ResponderEliminar
  2. Lo de ''con las manos en la masa'' del subtitulo aqui va que ni pintado!!
    que ricas saben esas pizzas de mala forma pero caseritas..ñam!

    ResponderEliminar

hola boquerones y boqueronas