domingo, 21 de marzo de 2010

La imaginación

Puede que suene repe pero de pequeña, la imaginación era mi mejor compañera de juegos. Pasé mucho tiempo sola al no tener hermanos, y no me quedó otra que inventarme mis propias movidas. Montaba mis legos, casas, cochecitos para que después pudieran vivir los pinipon y los playmobils. Pasaba horas y horas tirada en la alfombra, cuando era invierno, o en la terraza cuando era verano. Después preparaba el menú del día en mi cocinita de madera y le "daba de comer" a mi madre o a mi muñeca Loli.
Pero no todo fue soledad, por suerte tengo primos de mi edad y disfruté muchísimo. Casi todas las tardes estaba con ellos y además pasábamos los veranos en el campo juntos y así podíamos jugar al aire libre, a nuestras anchas.

Con mis primos, jugando con las sillas plegables...
yo la verdad es que no sé por qué me lo puse en la cabeza
Jajajaja


Cuando ya estaba algo más crecidita salía a jugar con mis vecinas, bajábamos las muñecas al portal del edificio y allí tiradas veíamos pasar las tardes. (impensable en estos tiempos)

En el colegio jugaba a la comba, al pichi (una especie de baseball), al pilla-pilla, al 123 picapared (escondite inglés le dicen en otros sitios, no?)....y a muchos otros.

Aquí estoy corriendo como
una loca por el campo
(si os fijáis en primer plano
se ve mi cesto de mimbre xD)



No me puedo llegar a imaginar lo triste que será para las nuevas generaciones recordar su infancia dentro de unos años solamente rodeados de Wiis, plays, nintendos y demás. ¿Dónde quedan los juegos de mesa para tener una excusa y compartir momentos con la familia? ¿Qué va a ser de esos niños que pasan las horas solos delante de una pantalla? ¿qué será de ellos sin conocer lo que es salir "a la calle" con los amigos a jugar a la pelota, a las muñecas o al escondite? ¿dónde queda la imaginación?


Este post surge gracias a la propuesta de Seth de hablar sobre los juegos de la infancia, yo lo he personalizado bastante...xD

30 comentarios:

  1. Oh, cuánta razón tienes, yo adoraba pasarme las tardes jugando en los patios de mi casa con los amigos hasta que se hacía de noche y nos llamaban para cenar y prácticamente les rogabamos que nos dejaran bajar después un ratito... jo qué pena que todo eso se haya perdido...

    ResponderEliminar
  2. Qué verdad... yo también recuerdo jugar en la calle con las vecinas, con mi familia a juegos de mesa (qué eterno se hacía el parchís xD) o en casa yo y mi imaginación ^^ Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Me encantan las entradas dedicadas a la infancia :) Hoy precisamente le recordaba a mi hermano la cantidad de sábados que nos levantábamos a las 8 de la mañana para jugar con el Moldenova, para hacer figuritas de escayola. Una verdadera pena, si algún día tengo un hijo trataré de que no se obsesione con el tema consola, pero creo que es muy difícil con los tiempos que corren, capaz de "traumarse" el pobrecico.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Tampoco soy radical en plan "No videoconsolas" porque lo que pienso es que hay tiempo para todo, para hacer manualidades, para los juegos de mesa, para jugar con los amigos y para los videojuegos. Lo que no me gusta es que sólo se dediquen a estar frente a la pantalla...

    ResponderEliminar
  5. No claro, todo con moderación es bueno, si yo misma juego con la DS, además que seríamos como los amish si nos negáramos a eso. Pero hay que ser disciplinados porque tengo varios casos cercanos de niños que se ponen rojos como tomates cuando los "desenganchas" de la pantalla.

    ResponderEliminar
  6. Yo confieso que soy un enganchado a los videojuegos, de pequeño jugaba con los Lego a mi hermano y eso. Bueno, yo construía y el destruía mis construcciones, él ha sido siempre así.

    Afortunadamente el año pasado descubrí unos dispositivos llamado patines que me ha obligado a la salir a la calle y a relacionarme con otros seres humanos.

    ResponderEliminar
  7. Yo fui tan feliz usando mi imaginación!!! besos

    ResponderEliminar
  8. Hay veces que castigo la niña ( 6 años) sin apartitos, para que juegue con las muñecas...

    ResponderEliminar
  9. ¡Por dios! ¡¡Adoro tu blog!! He estado leyendo algunos/demasiados post tuyos y es que es genial! La manera de escribir, de contarlo. Me río mucho.

    Y en cuanto a lo que dices en éste, me quedo con lo último: lo de las generaciones que vengan después. No saben hacer otra cosa que estar en el pc, play y demás. ¡Con lo bien que nos lo pasábamos en la calle jugando!

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Tener hermanos y primos hace mucho. Los juegos son más juegos si se comparten.

    No obstante, hay enanos con mucha imaginación que se valen solitos para estar toda la tarde entretenidos :).

    Muaks

    ResponderEliminar
  11. Tener hermanos y primos hace mucho. Los juegos son más juegos si se comparten.

    No obstante, hay enanos con mucha imaginación que se valen solitos para estar toda la tarde entretenidos :).

    Muaks

    ResponderEliminar
  12. Que razón tienes. A mí la imaginación todavía me dura, jajajaj...

    ResponderEliminar
  13. Que razón tienes. A mí la imaginación todavía me dura, jajajaj...

    ResponderEliminar
  14. Jajaja Sabía que la de la silla en la cabeza eras tú antes de leerlo...

    Qué habría sido de nosotros sin la imaginación?? Recuerdo un montón de tardes (aún lloviendo) con las vecinas, en la entrada del portal de casa, jugando a cualquier cosa. Y eso ya no se ve... Qué pena.

    Antes éramos felices con una simple caja de cartón. Podía ser incluso una nave espacial!!

    ResponderEliminar
  15. Jelens22.3.10

    Los mejores años, sin duda ;)
    Y por supuesto, momentos imborrables.

    ResponderEliminar
  16. Esa imagen que pones en el campo podríamos ser cualquiera de nuestra generación, verdad? Yo tengo tantas así...
    Es verdad que es una pena que se cambie el campo por la Nintendo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  17. Eso es algo que se han cargado las consolas, la imaginación. Cuando éramos pequeñas un trapo era un perfecto vestido para una barbie y una caja de zapatos era una cama.
    Y es algo que tendríamos que fomentar en los peques. En fín, trabajo duro.
    Por cierto, guapísima ella trotando por el campo... jajaja.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  18. Fue sin duda mi mejor juego¡¡ Mi cabeza¡¡ Que garandes ratos, y que precioso blog¡¡ Me ha encantado, volveré por aqui, estas invitada al mio, un abrazo.

    http://mividaentuventana.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  19. Me encanto tu post... me recordo mi infancia jugando por el pueblo, siepre inventando historias...

    Un besote!!!

    pd: por tu blog veo que tu imaginacion sigue intacta...no la pierdas nunca!!!

    ResponderEliminar
  20. Hay que ver lo que se nos agudiza la imaginación a los hijos únicos... Yo la verdad es que no recuerdo haberme aburrido a pesar de no tener hermanos, siempre encontraba algo con lo que entretenerme :)

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  21. Tienes toda la razon del mundo. A mi tambien me da lastimita que los niños de ahora se pierdan nuestros juegos de antes.
    Pero tu seras complice con tu blog de que se queden en casa mirando la pantalla! :-p jaja
    saludos!

    ResponderEliminar
  22. yo creo que esto de la imaginacion tambien es un poco el ingeno de los hijos unicos, yo como tu tam,bien lo era y me tuve que imaginar varias veces jugando solita, pero bue, y en cuanto a las nuevas geneaciones, perseron unas cosas pero ganaran en otras creo yo.

    ResponderEliminar
  23. Me ha encantado Carmncitta... la verdad es que si.... no somos tan mayores y sin embargo hay gran diferencia con las generaciones que vienen detrás....

    Un besote

    ResponderEliminar
  24. Aiiis mierda! no he podido escribirlo..
    Un beso!

    ResponderEliminar
  25. Anónimo23.3.10

    Perdona pero no estoy en absoluto de acuerdo contigo. ¿por qué cuando crecemos tendemos a pensar que cualquier tiempo pasado fue mejor? Los niños de ahora tienen wiis y Ds y Plays pero siguen jugando cualquier piedra, con las pinzas de la ropa y con muñequitos de plastico.

    ResponderEliminar
  26. Estoy totalmente deacuerdo contigo. De hecho, mi infancia es bastante parecida a la tuya (y soy la pequeña de 4 hermanos, pero ellos ya se sentían mayores para jugar conmigo).

    A mi lo que más me gustaba, era salir a las calle a jugar con los niños del barrio y estar por ahí hasta las mil (en verano, claro).

    Un besoteee

    ResponderEliminar
  27. Son maneras de verlo anónimo, jaja

    ResponderEliminar
  28. Jo...a costa de estos post me habéis hecho pasar un día nostálgico donde los haya! Jeje!

    Muy bueno el tuyo, nena...¡Y las fotos, geniales! ^^

    1 besazoooooooo!

    ResponderEliminar
  29. Me encantan tus posts nostalgico. Las infancias de los 80 se me antojan idilicas, será pq la mia lo fue y la recuerdo un poco con el color de la tele d entonces, d anuncios d nocilla y de cabecera de Barrio Sesamo.

    ResponderEliminar
  30. yo me recuerdo también jugando mucho con todos los amigos del barrio, hoy veo a los chicos y cada uno anda por su lado, y a la hora de hacer un juego no tienen imaginación con nada.

    ResponderEliminar

hola boquerones y boqueronas